EL COTONET ESTÁ ARRASANDO NUESTROS CAMPOS Y NOS VA A LLEVAR A LA RUINA

EL COTONET ESTÁ ARRASANDO NUESTROS CAMPOS Y NOS VA A LLEVAR A LA RUINA

El Cotonet de Sudáfrica, plaga importada que ha llegado a nuestros campos, está arruinando las próximas cosechas de cítricos y las autoridades competentes nos han abandonado. Esta es la conclusión que extrae el campo comarcal estos días ante la proliferación de esta plaga que provoca fuertes deformaciones en los frutos, lo que comporta su completa depreciación comercial

Hasta hace bien poco, el Cotonet de Sudáfrica se mantenía a raya gracias a la aplicación de Clorpirifos y Metil-clorpirifos. Pero dichos productos han sido prohibidos por la Unión Europea y por lo tanto por el Ministerio de Agricultura.

Sin herramientas para combatir dicha plaga, se están echando a perder muchas cosechas y la preocupación por el futuro no deja de crecer en los campos del Camp de Morvedre y La Plana Baixa principalmente, aunque también en otras regiones del país a las que ya ha llegado en estos momentos. La Conselleria de Agricultura por su parte ha iniciado la distribución de trampas con las que atajar al Cotonet pero han llegado tarde.  Las primeras se distribuyeron cuando el primer vuelo del Cotonet macho ya había pasado. Por otro lado, proponen el uso de fitosanitarios, no menos tóxicos que los anteriormente mencionados y sí mucho menos efectivos. Las soluciones que se están proponiendo por lo tanto no están solucionando el problema.

El campo italiano que padece una situación similar en otros cultivos, ha solicitado a su gobierno que, de forma excepcional, permita la utilización de dichos productos con los que vencer a su plaga. Sus autoridades les han escuchado y autorizado el uso pero aquí el Ministerio está haciendo oídos sordos a las peticiones del sector.

La situación es muy preocupante ya que el campo valenciano se encuentra en una situación de indefensión ante esta plaga. Los precios que se pagan en el campo, como ya es conocido por muchos, son muy bajos y los agricultores han de hacer auténticos equilibrios para que su trabajo sea rentable. Pero en estos momentos además hemos de luchar contra el Cotonet, lo que supone un importante aumento del coste sobre los costes totales de producción en los cítricos, sin contar con el sobrecoste de quitar la fruta dañada de los árboles y la merma de cosecha correspondiente.

YA ESTAMOS EN TIEMPO DE SANGUINELLI

Estamos en época de Sanguinelli, la naranja roja por excelencia y que es autóctona de nuestro territorio.

Esta variedad surgió en los años 30 en Almenara, fruto de una mutación espontánea de naranja Doble Fina. Tanto en Almenara como en algunos pueblos del Camp de Morvedre como Benavites o Quartell, en la subcomarca de La Vall de Segó, cultivamos esta variedad que constituye una perla para el mercado gourmet por su olor, color y sabor.

Históricamente, en Los Valles ha habido mucho cultivo de Sanguinelli pero en la agricultura estamos expuestos a las inclemencias del tiempo y las plagas y en los años 70 del siglo XX, el virus de de la tristeza de los cítricos acabó con la mayoría de los campos en los que se cultivaba la Sanguinelli. En Fruteq pudimos salvar algunos árboles y desde entonces y gracias a la labor realizada por el IVIA (Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias) hemos conseguido recuperar esta variedad.

Una de las particularidades de la naranja Sanguinelli es su característico color, tanto en el exterior como en el interior y su aroma a fruto rojo, peculiaridades que han hecho de ella una fruta muy codiciada sobre todo en los mercados europeos.

La Sanguinelli además de ser muy apreciada es un cultivo muy delicado ya que requiere de la existencia de un microclima en el que durante su crecimiento y maduración haga frío, pero sin llegar a helar. También es importante el tipo de tierra que la alberga.

De aspecto ligeramente ovalado y color característico hay que saber mimar esta variedad para que consiga el calibre que demanda el mercado. Y si de algo estamos muy orgullosos en Fruteq es de conocer los secretos de este cultivo. Aunque también se ha de señalar que somos unos privilegiados al tener nuestros cultivos en el suelo adecuado y con el microclima idóneo.

Cada año en Fruteq, sacamos a la venta unos 150.000 kilos de sanguinellis y aunque representa un porcentaje pequeño de todas las variedades que cultivamos, es un lujo para nosotros poder ofrecerla a nuestros clientes.

ILUSIÓN Y PASIÓN POR EL CAMPO VALENCIANO

ILUSIÓN Y PASIÓN POR EL CAMPO VALENCIANO

Ilusión y pasión por el campo valenciano son las palabras que resumen el último encargo que hemos asumido en Fruteq. Mucho se ha hablado de que el campo no tiene futuro y de que los jóvenes ya no quieren saber nada, pero este caso demuestra la invalidez de esta premisa.

La historia es sencilla: unos campos heredados, unas personas con ilusión por no perder la vinculación con sus raíces familiares y un reto para nosotros.

Hace unas semanas recibimos el encargo de adecentar unos campos. Campos en producción, pero que, por diversas circunstancias, no habían sido atendidos en toda la campaña. La primera labor fue la de desbrozar una parcela de plantones para poder proseguir con el resto de labores y que los árboles jóvenes y vigorosos crecieran sanos y fuertes. En Fruteq nos lo planteamos como un reto y hemos de afirmar que está superado.

Antes del desbroce

No solo estamos contentos por haber dejado la parcela limpia y en producción, sino que además queremos poner en valor la iniciativa de unas personas jóvenes que heredaron unas tierras y que, en vez de abandonarlas o venderlas, han decidido continuar con el legado de sus mayores. Esto demuestra, una vez más, que la agricultura tiene futuro y que las nuevas generaciones también apuestan por mantener el campo vivo.

Tras el desbroce

En Fruteq llevamos décadas dedicándonos a cuidar y mantener en producción los campos. Naranjos y clementinos heredados y cuyos propietarios actuales no tienen conocimientos agrícolas. Es una alegría para nosotros, y para el sector en su conjunto, cada vez que alguien se acerca y nos encarga la gestión de sus parcelas ya que ello demuestra que la vinculación con sus raíces familiares sigue viva y que no quieren que se pierda la pasión por el campo valenciano.

TÉCNICAS ARTESANALES DE PODA

TÉCNICAS ARTESANALES DE PODA

En Fruteq, además de realizar agricultura de precisión con las más modernas tecnologías, también aplicamos técnicas más artesanales como la poda. En concreto vamos a hablar de la poda de formación, la especialidad que se aplica a los árboles en sus primeros años y que garantiza un correcto crecimiento y vigor y, en consecuencia, una alta productividad en la edad adulta.

Se trata de un proceso que dura varios años. Tras la plantación se descabeza el plantón, es decir, se recorta a la altura deseada para que termine el tronco y comiencen las ramas, que es lo que denominamos cruz del árbol. A partir del segundo año vamos escogiendo las ramas más vigorosas y es a partir del tercer o cuarto año cuando escogemos dos o tres ramas, bien distribuidas, con un ángulo de entre 120 y 180 grados que nos servirán como guías iniciales a partir de las que formaremos el árbol.

Nos convertimos pues en estos días, en artesanos que, con las herramientas adecuadas, vamos plantón a plantón, podando para que de cada tronco salgan las ramas adecuadas que constituyan la base de crecimiento del árbol. Se trata de construir un armazón sólido y equilibrado capaz de resistir buenas producciones.

En el caso que nos ocupa, hablamos de un campo con árboles de cinco años que ya han dado sus primeras producciones y a los que hemos de dar forma para conseguir una buena aireación e iluminación interior. Tras este proceso los tratamientos serán más efectivos. Conseguiremos naranjos que distribuirán y aprovecharán mejor los nutrientes. Árboles con una buena producción y una óptima distribución de sus frutos.

La poda es un proceso imprescindible para que el árbol crezca fuerte y dé sus frutos. Se trata de permitir que entre la luz y el aire dentro de él, lo que contribuye a que fluyan los nutrientes y que dé frutos de buena calidad y buen calibre.

Antes de la poda
Después de la poda

 

TRAS LAS POWELL SUMMER NAVEL LLEGAN LAS VALENCIA LATE

TRAS LAS POWELL SUMMER NAVEL LLEGAN LAS VALENCIA LATE

Finaliza la campaña de Powell Summer Navel y en Fruteq nos sentimos más que orgullosos de la respuesta que hemos obtenido en nuestra recién estrenada tienda online. Más de 600 kilos de nuestra fruta se han desplazado a lo largo de estas semanas por toda la geografía española. Pontevedra, Cuenca, Barcelona o Madrid han sido algunas de las provincias a las que hemos hecho llegar estas perlas de Vitamina C que tan necesarias han sido en estas semanas de confinamiento.

Ahora en plena desescalada, empezamos una nueva campaña, la de la variedad Valencia Late. Unas naranjas de zumo, aunque también se pueden consumir en mesa. Ricas en Vitamina C, muy jugosas y dulces, de tamaño mediano y de forma redondeada. Su corteza es anaranjada y fina, aunque a veces también algo rugosa. Su característica más apreciada es su alto contenido en zumo de atractivo color y sabor, ligeramente más ácido que otras variedades de naranja. Su momento de recolección habitual es de abril a junio, aunque es en este momento cuando alcanzan un perfecto equilibrio entre azúcar y acidez.

Confiamos en que a nuestros recién adquiridos clientes les resulten tan apetitosas como la anterior variedad. También éstas van directas del campo a la mesa puesto que en Fruteq en cuanto recibimos el pedido las recolectamos y enviamos, sin pasar por cámara. Además, no las recogemos hasta que no están en su punto de maduración en el árbol para que nuestras frutas no pierdan calidad y su consumo genere una experiencia digna de repetir.

Estamos orgullosos de ser agricultores y confiamos en que todos los cuidados con los que tratamos nuestros árboles se traduzcan en experiencias positivas para los consumidores de nuestras frutas.

Gracias a todos por hacer acopio de Vitamina C y por pensar en nosotros como proveedores de buenas sensaciones.

FRUTEQ SE REÚNE CON LA ASOCIACIÓN DE CAZADORES DE SAGUNTO

Javier Ribelles, gerente de Fruteq, se reúne con José Manuel Tomás, presidente de la Asociación de Cazadores de Sagunto para aclarar los malentendidos surgidos a raíz de la publicación de la denuncia, por parte de la empresa de servicios agrícolas, en la que se ponía de manifiesto los desperfectos ocasionados en plantones e infraestructuras por parte de cazadores.

Así, el representante de la asociación de cazadores explicó que la caza ahora mismo está muy legislada ya que la zona de Sagunto es una zona acotada. Antes de que se diera esta situación, los campos eran zonas de aprovechamiento común, lo que implicaba que cualquier persona con licencia de caza, viniese de Sagunto o de Galicia, podía cazar, siempre ateniéndose a los días que marca la ley. Pero además si un campo sufría daños por un animal cinegético, es decir los que está permitido cazar, el mismo propietario del campo debía hacerse cargo de la reparación de dichos desperfectos.

Ahora la situación ha cambiado. Dado el aumento de jabalíes y conejos, y tras el acuerdo establecido entre AVA-Ascosa, el ayuntamiento y la sociedad Cazadores, sólo pueden acceder a estos campos los socios de Cazadores y bajo unas condiciones muy determinadas. Se trata a fin de cuentas de colaborar entre agricultores y cazadores de forma que el propietario de una explotación agraria pueda solicitar a la asociación su ayuda para reducir en lo posible los daños por fauna silvestre en sus campos. Además, en caso de que la actuación de dichos cazadores produzca algún deterioro, el seguro de la sociedad se hará cargo del mismo.

Respecto a los incidentes denunciados en su día, se ha llegado a la conclusión que fueron objeto de algún incontrolado ya que no responde al modo de actuar de los cazadores ni a sus normas y se trata de una situación totalmente irregular.

ENCIMA VANDALISMO

ENCIMA VANDALISMO

Carteles que han sido tiroteados, cortes en las gomas de goteo, robos de las piezas utilizadas para cerrar las gomas, válvulas manipuladas, perdigonazos en plantones o en gomas de goteo son algunos de los actos vandálicos que venimos sufriendo en los campos desde hace tiempo. No es un fenómeno nuevo, pero ha llegado la hora decir “Ya está bien” y de animar a toda la comunidad de agricultores de nuestro entorno a que denuncien.

En el campo estamos acostumbrados a mirar el cielo y sufrir por las heladas, la lluvia o la sequía, pero sufrir también por los robos de fruta, por la manipulación de las infraestructuras de riego o por los perdigonazos que algunos descerebrados han hecho contra nuestras señales o plantones ya es demasiado.

En la comarca del Camp de Morvedre estamos sufriendo una plaga de conejos y ante dicha situación se creó un coto para que las sociedades de cazadores pudieran eliminarlos. La agricultura y la caza deben ir de la mano y desde Fruteq no queremos en ningún momento generar un conflicto sino denunciar la situación en la que estamos. Nuestra intención no es condenar a los cazadores sino hacer una llamada de atención para que se actúe de forma responsable.

Y en cuanto al sabotaje de las infraestructuras de riego o el robo de fruta hemos de demandar un aumento de vigilancia, pero también es nuestra responsabilidad como agricultores denunciar ante la autoridad cualquier hecho delictivo que detectemos, aunque no afecten a nuestros propios campos, ya que hoy te tocará a ti, pero mañana me puede tocar a mí. La Guardia Civil cuenta hoy en día con un operativo, denominado Equipo ROCA que está realizando una labor encomiable, pero si no hay denuncias, estos efectivos no pueden hacer nada. Si no hay denuncias, no constan delitos y por tanto no se pone los medios.

En cuanto a los robos de frutas, hemos de hacer un llamamiento para que se apliquen los mismos criterios de trazabilidad que se realizan con otros alimentos. Cuando un comprador adquiere fruta, ha de saber de dónde viene, no solo el municipio sino la parcela, la partida y el campo. Si se aplicara esto a rajatabla, se tendría totalmente controlado el canal, y la fruta que no pudiera explicar su recorrido hasta el comprador no debería ser vendida. Con ello disminuirían los robos. Pero para que se dé esta situación hace falta el compromiso y la asignación de recursos de todos los actores de la cadena.

NO A LAS 450 PESETAS POR ARROBA

NO A LAS 450 PESETAS POR ARROBA

Inmersos ya en plena campaña de recogida de clementinas, no podemos dejar de manifestar nuestro malestar, que es general de todo el campo valenciano, por los precios que se están pagando, tan similares a los de finales del siglo pasado que seguimos hablando de ellos en pesetas.

¿Quién no recuerda a nuestros mayores diciendo aquello de “donen 450 pessetes per arroba”?, que traducido a román paladino es que no dan ni tres euros por casi 13 kilos de fruta. Y no podemos apelar a las tan manidas leyes de la oferta y la demanda, ya que esta campaña tenemos una merma de alrededor de un 40%, lo que implica que hay menos naranjas y clementinas. Así pues, la conclusión, teniendo en cuenta las leyes del mercado, sería que se pagará mejor, pero oh sorpresa, aquí no se aplican, ya que siguen pagándose al mismo precio.

Y la culpa de esta situación es nuestra, de los propios agricultores que no sabemos unirnos y detener este abuso, por parte de intermediarios y almacenes, que más que tendencia se ha convertido en una constante en el campo valenciano.

Desde los sindicatos agrarios, AVA-Asaja o la Unió, no dejan de llamar la atención ante este hecho y a instar al sector agrícola a que no se venda a pérdidas, pero si no escuchamos y ponemos remedio, el campo valenciano seguirá ahogándose.

En Fruteq creemos firmemente en el futuro del campo y en su rentabilidad por eso, ante las 450 pesetas por arroba, nosotros decimos NO porque el campo valenciano necesita profesionalidad, porque nuestros frutos son de máxima calidad y todo ello se ha de pagar.